El Hobbit│Reseña

17.9.16

 J. R. R. Tolkien ▪️ Minotauro ▪️ 4.5/5 ▪️ 9789505470631
Smaug parecía profundamente dormido cuando Bilbo espió una vez más desde la entrada. ¡Pero fingía estar dormido! ¡Estaba vigilando la entrada del túnel!... Sacado de su cómodo agujero-hobbit por Gandalf y una banda de enanos, Bilbo se encuentra de pronto en medio de una conspiración que pretende apoderarse del tesoro de Smaug el Magnífico, un enorme y muy peligroso dragón...
Después de leerlo quedé enamorada de un montón de cosas: la narración, la esencia de los personajes como Gandalf, Bilbo, Thror y más; pero no tanto la historia en sí.
No es que no me haya gustado, quiero decir, me gustó, la disfruté, pero no se compara a lo buena que es la narración -quizás la estoy sobrevalorando- pero es que me gustó tanto. Es la voz perfecta para la fantasía. Y no sólo porque es ingeniosa -cosa que amo con la vida- sino que también se te hace cercana. Me hizo sentir como si estuviera ahí mismo, dentro del mundo Tolkien, escuchando la historia. Y eso se me hizo muy muy genial.

Algunos personajes también tienen esta misma genialidad, como: Gandalf. El cual también calza en mi idea perfecta de mago. Ni insignificante ni omnipotente: sólo magnifico, tal como un mago debe ser. También personajes como Thror: el cuál es fiel a su búsqueda por el tesoro de principio a fin. A veces, las circunstancias ablandan o endurecen su corazón pero su objetivo nunca cambia, y aunque esto lo hace parecer testarudo y un poco calculador, sigue siendo Thror y eso es bueno.
Y como no: Bilbo Bolsón -me suena mucho mejor Bilbo Baggins, pero bueno-. Bilbo, es un personaje carismático, humilde e inteligente, pero sobre todo temeroso. Le teme a todo lo que este fuera de su hogar -su cómodo agujero hobbit- o más de allá de la Colina. Y es este mismo el que termina de cara a un dragón. Me encanta como pasa de un hobbit conservador y hogareño a ser un aventurero -aunque no sin quejarse a menudo y extrañar mucho su hogar-; también la forma en que seguía siendo él, valiente o temeroso; pero sobre todo las luchas internas que tiene antes de hacer cada cosa, porque no importa la acción en sí, sino el hecho de que se decidiera a hacerlo, eso es lo valorable aquí.  
El ambiente que logra el autor también es buenísimo, pero todas estas cosas se desaprovechan un poco por la historia.
¡Qué haremos, qué haremos! —gritó—. ¡Salir de trasgos para caer en lobos! —dijo, y esto llegó a ser un proverbio, aunque ahora decimos «de la sartén al fuego» en la situaciones incómodas de este tipo. 
Ahora, la historia como los sucesos que ocurren dentro está bien, pero dentro de estos las historia podría haber sido mejor. Quiero decir, a mi parecer hay partes que no deberían ser tan extensas y otras que se desaprovecha por lo rápido que pasan. Algunas que podrían o deberían mostrarse de otra forma. U otras demasiado simples. Y todo esto lo considero parte de la historia porque dentro de esta a algunas cosas se les da más importancia que a otras, es decir que no es tema de narración, sino de enfoque. No sé si se entiende. 
Pero de todas formas, lo que siento es que no se puede tener un elemento superior o inferior a otro dentro de una obra, porque desnivela todo y ensombrece lo demás.
Dicho todo esto, El Hobbit, o más bien J. R. R. Tolkien, tan solo con este libro -aunque ya voy por los otros- se convirtió en un ejemplo para mi. Su forma de escribir de verdad me gustó. 
Y eso, ojalá todo el mundo lo leyese ♥.

2 comentarios :

  1. Hola Tamara!!
    Personalmente es un libro que me costó mucho leer!! Lo encontré muy tedioso!! Y coincido contigo en que hay escenas muy largas y que no es necesario y en cambio otras que necesitarían más desarrollo y se quedan cortas!!!
    Saludos!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría haber sido mucho mucho mejor, y aún así, es buenísimo ♥.
      Un beso.

      Eliminar